@arianaphotosve
Ariana Bove Photography | Hasta Medellín ¡y más allá!
15606
post-template-default,single,single-post,postid-15606,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Hasta Medellín ¡y más allá!

Hasta Medellín ¡y más allá!

Medellín, la ciudad de la eterna primavera. Sin contarles mucho les quiero mostrar la siguiente foto, que explicará visualmente una de las cosas que me impactaron.

Vista parcial de la ciudad de Medellín.

 

La tierra de los “paisas” resultó ser un poco más pequeña de lo que cualquiera puede imaginar (si es que se le puede llamar pequeña). Pero su fama no es por tamaño ni por singular (en el sentido de estar sola), pues lo que sucede es que las demás ciudades metropolitanas de Antioquia están tan unidas, de norte a sur en una forma casi de línea recta, que a veces es difícil diferenciar en cual se está parado. Es un gran valle donde las montañas decidieron acobijar los pueblos a la temperatura ideal para que no abrumara el frío ni asfixiara el calor.

Nuestra primera salida la hicimos a pie por las calles de Castilla, urbanización muy cercana al Terminal del Norte. Por ser diciembre, apreciamos enseguida el esmero de los ciudadanos por adornar sus casas y en consecuencia, sus calles. Observamos que la figura del pesebre es relevante puesto que le dedican grandes espacios en el comercio de todos los niveles y se realizan bellos concursos y exhibiciones en los sitios más turísticos como el mismo Terminal o el museo El Castillo que verán más adelante.

Casas, avenidas y vendedores de calle.

Los pesebres en los mercados populares.

 

Esa misma tarde, fuimos a conocer los primeros alumbrados de nuestro paseo en la ciudad de Envigado. Aquí nos vimos muy asombrados con el entusiasmo de las alcaldías por tener un parque (lo que en Venezuela llamamos plazas) más impresionante que otro. Las personas se reúnen en las tiendas o locales comerciales que rodean estos parques, degustan una buena comida y caminan atravesando las distintas figuras navideñas armadas con miles de luces.

 

(Izq.) Detalle de una cúpula de la iglesia principal de Envigado. (Der.) Figuras alumbradas del parque.

 

El lugar que visitamos en los días posteriores fue algo fuera de lo común. Particularmente, yo no me hubiese imaginado nunca el esfuerzo físico que exigía, el paisaje que vería ni cuantas ganas me darían de quedarme en la cima admirando las creaciones de la naturaleza. Este maravilloso lugar está a las afueras de Antioquia y se trata nada menos que de Guatapé y su centro turístico más demandado que es la tierra de El Peñol. Rodeada por grupos de pequeños y grandes lagos se encuentra la gran Piedra del Peñol o también conocida como el Peñón de Guatapé. Y si, lo escribí bien: Peñol y Peñón no son la misma cosa, aunque en su momento también me causó confusión… Más no por mucho tiempo, porque al enterarme de que debía subir un total de 740 escalones para admirar el paisaje que se divisa desde esta roca, deje de gastar energías cerebrales en trivialidades gramáticas y empecé a ejercitar mi par de pulmones. Fue durante el camino que reflexioné que en algunos momentos un par de pulmones no son suficientes pero tampoco es imposible, porque nos hicimos con la cima en los siguientes 35 o 40 minutos y sin más preámbulos les muestro lo que describía hace unas líneas:

(Sup.) Plano general de la Piedra del Peñol. (Inf.) Vistas varias desde la piedra.

 

Ese mismo día visitamos el centro del pueblo que es igualmente concurrido por numerosos turistas del interior y exterior de Colombia. En este tradicional sitio nos invitaron a degustar la famosa Bandeja Paisa, plato típico que refleja la fuerza que poseen nuestros vecinos para comer. La bandeja solamente trae: arroz, arepa, huevo frito, frijoles, chicharrón, chorizo, tajadas, carne molida, ensalada y un buen trozo de aguacate. Véanla ustedes mismos.

 

(Sup.) Plato típico Bandeja Paisa. (Izq.) Cervezas micheladas (con sal, mango verde y pimienta), obleas y otros. (Der.) El refresco con mayor publicidad en el territorio que cuenta con varios sabores: Postobon.

 

Al siguiente lugar al que fuimos invitados se trató del acogedor y muy frío San Pedro de los Milagros; ubicado en las montañas, al norte de Antioquia. Aunque pequeño, su renombre proviene de varias razones: este humilde pueblo es un gran productor de leche y sus derivados, poseen uno de los jardines cementerios más modernos y organizados que he podido ver en mi vida y su templo en honor al mismo Santo de su nombre también es una imponente obra maestra. Vale acotar que asimismo le acompaña una lamentable historia, puesto que hace apenas unos años la basílica poseía una importante exhibición con todas las ofrendas hechas en oro puro, dejados por los creyentes agradecidos por las promesas cumplidas por El Señor de los Milagros. Su mayor atractivo turístico, convirtiéndose también en el robo más grande hecho en la región; la búsqueda de los autores sigue vigente.

(Sup.) Fallada del templo de San Pedro. (Izq.) Zona central del templo (Der.) Detalle de uno de los frescos del templo.

 

A Santa Fé de Antioquia fuimos a parar los días venideros. Antigua cuna y capital de dicha región por lo tanto sus parques y calles cuentan por sí solas la época colonial, la cual fue incluso nombrada patrimonio mundial de la UNESCO y por ello, la conservación y orgullo de sus habitantes es tan notoria. En este departamento el calor es a veces abrumador, pero eso no nos impidió que gozáramos una tarde de pesca con nuestras familias ni de conocer el largo y porque no, terrorífico Puente colgante de Occidente. “Terrorífico” es un decir, por lo que se siente al cruzar dicho puente sostenido solo por grandes guayas y que debajo de este pase el caudaloso Río Cauca, cuya corriente es capaz de arrancar árboles de raíz pero nada más…

(Sup. e Izq.) Vistas del Puente de Occidente. (Der.) Río Cauca

 

 

De vuelta a Medellín, nos recibieron con una extraordinaria visita al divertidísimo Parque Explora, que para explicarlo de manera corta a los venezolanos, les diría que es un Museo de los Niños, tres veces más grande y con atracciones para todas las edades donde el objetivo principal es “explorar” todos los misterios que solemos desconocer de la física, química, el tiempo y las ciencias en general. Realmente no podría recordar cada una de las actividades que hicimos, prefiero dejarles algunas fotos que recreen visualmente parte de nuestra experiencia:

 

Entrada del Parque Explora

(Sup.) Arte en vinil en el piso de entrada del Parque Explora con el mapa de Antioquia. (Inf.) Imágenes varias dentro del Acuario del parque.

Imágenes varias dentro de las actividades vinculadas al Tiempo.

 

Por si fuera poco en un día, al salir de Explora nos vimos en la dura tarea (sarcasmo), de admirar las obras de artes lumínicas que se acostumbran a posar para los paisas en pleno Diciembre y parte de Enero.

El Parque Norte, lugar donde se instalaron los Alumbrados 2016-2017

 

Visitamos también una de las reservas más importantes del territorio, el Parque Arví que dentro de sus divisiones internas tuvimos la dicha de conocer Piedras Blancas, que cuenta con mariposario, restaurant, un hermoso lago y un sinfín de regalos naturales. Para llegar tuvimos la dicha de usar el Metro Cable, que atraviesa ciudad y montaña hasta llegar a la reserva.

(Sup. e Izq.) Líneas del Metro Cable en la ciudad y sobre el Parque Arví. (Der. e Inf.) Lago y vista dentro de la división del parque Piedras Blancas.

 

La experiencia que no esperaba vivir en este viaje pero que anhelaba desde hace tiempo fue la de lanzarme en parapente. Simplemente indescriptible.

(Sup.) La vista desde el vuelo en Parapente. (Inf.) Punto de despegue en el cerro San Felix, fotos por mi amor Lisandro.

 

Otro que se llevó mi corazón: el hermoso Museo El Castillo, lugar de picnic y relajación para sus habitantes, lleno de historia y tesoros para los turistas. Creo que toda ciudad debería tener un sitio como este, tan encantador que incluso ese día se realizaba una boda a cielo abierto. Agrego además que dentro del Castillo como tal no se podían tomar fotos, información que me dieron justo cuando capturaba la imagen del maravilloso cuadro que adorna la entrada del mismo en honor a nuestro Simón Bolívar, quien junto a Santander representan los próceres más importantes de la historia colombiana.

Entrada y vista del Museo El Castillo.

 

(Izq.) Cuadro en honor a Simón Bolívar. (Sup.) Parte de la fallada exterior del Castillo. (Inf.) Jardín frontal donde se preparaba la boda al aire libre.

 

Nuestro último día de paseo (por ahora) nos llevaron a conocer el excelente Jardín Botánico, pulmón de Medellín al igual que el Planetario (el cual forma parte de la cadena que produjo y conserva el Parque Explora).

Imágenes varias del Jardín Botánico.

Culmino este viaje mencionando los otros lugares turísticos que visitamos y que harían de este post mucho más largo, pero a veces hay que vivir los momentos y disfrutar sin estar tan pendientes de hacer fotografías: Centro Comercial Santa Fe, Parador Turístico Tequendamita, San Antonio de Pereira, Pueblito Paisa, Parque de la Luces, Parque de los Pies descalzos, Parque Juanes de la Paz, Parque de los Deseos, Cerro El Volador.

Hago un sincero y especial agradecimiento a la familia de mi esposo y ahora mía; tanto a los Ruíz como a los Mesa, ambas familias inmensas por su cantidad de generaciones de tíos(as) y primos(as) que hicieron posible este viaje en todos los aspectos, pero también inmensos por su hospitalidad, atenciones y cariño que recibimos en sus hogares y que tiene un valor incalculable para nosotros.

Todos nos preguntaban “que si nos amañamos a Medellín” (que si nos había gustado)… Simplemente imposible decir que no. Sólo espero poder mostrarles una Venezuela el doble de hermosa de lo que es ahora (trabajamos en su reconstrucción) cuando alguno tenga el gusto de venir, para así poderles devolver un poco de tanto.

Y casi lo olvidaba, una última foto: cuando un venezolano sale del país (por turismo, trabajo o migración) todo le recuerda a su tierra:

 

Si te ha gustado la entrada, ya has visitado este lugar o gustas visitarlo, puedes dejar tus comentarios en la parte inferior de la entrada. Mil gran por leer 😉

 

No Comments

Post A Comment